Logo

¿Qué pasa si no puedo pagar un crédito?

 

Las circunstancias imprevistas pueden ser tales que ya no puedes liquidar y hacer frente a los pagos mensuales de tu crédito: pérdida de trabajo, fallecimiento, enfermedad, etc…

Esta falta de pago, también llamada crédito impagado, puede conducir a un incumplimiento del contrato y graves consecuencias. Y tienes derecho a preguntarte: ¿Qué pasa si no puedo pagar un crédito?

Si no puedes pagar tu crédito, lo más seguro es que recibas un aviso de incumplimiento que te advierta que si vuelve a suceder, podrías ser remitido a una agencia de cobro externo o llevado a los tribunales.

No puedo pagar un crédito

Sin embargo, aquí en Ibercredito sabemos que hay circunstancias que pueden ocurrir, por eso para poderte ayudar ponte en contacto con nosotros lo antes posible para concederte una prorroga mensual para la devolución.

En ibercredito.es realizamos prestamos rápidos en línea hasta de 800€ y de 300€ para nuevos clientes con un plazo de devolución de hasta 30 días. Es un proceso rápido y fácil de hacer desde cualquier lugar donde te encuentres. Te lo enviamos de inmediato a tu cuenta.

A continuación, te comentamos qué puede suceder si no pagas un crédito a tiempo.

¿Qué pasa si no puedo pagar un crédito a tiempo? – 3 Cosas que pueden pasar

El incumplimiento de los pagos de un préstamo significa que has omitido un pago o no has podido pagar el importe total requerido acordado en un plazo máximo.

Echemos un vistazo a lo que pasa si no puedes hacer la devolución del préstamo rápido:

1- El prestamista puede recurrir al embargo de bienes

El prestamista, en caso de falta de pago del crédito, puede proceder al embargo de tus bienes de acuerdo con los métodos definidos por la ley:

  • Después de enviar un aviso formal por carta certificada, si aún no has liquidado el pago de tu crédito fácil, el prestamista puede solicitar el embargo de bienes ordenarte que pagues.
  • Si no pagas tu hipoteca, también se puede embargar la propiedad sobre la cual se hizo el préstamo.
  • Si enfrentas un impago de tu crédito, el prestamista, después de los recordatorios, puede rescindir su contrato y solicitar el reembolso de este último.

2- Puedes ser demandado

Como parte de las opciones disponibles para el prestamista, después de un aviso formal y / o intentos de conciliación, este último puede demandarte vía judicial para el reembolso del crédito impagado.

Por lo tanto, se te puede ordenar que pagues el importe del préstamo y los intereses de demora. Este fallo debe ser notificado por un agente judicial. Si aún no liquidas tus deudas, es posible que tengas una ejecución hipotecaria sobre tu salario o tu propiedad.

3- Es menos probable que obtengas un nuevo préstamo

Préstamo

Cuando te enfrentas a un préstamo impagado, puedes encontrarte en la lista negra. Incluso si cada prestamista define su propia política para aprobar un préstamo, debe consultar la lista negra antes de concederlo.

Si estás en la lista, el prestamista no puede concederte un crédito en ninguna circunstancia.

Finalmente…

Es importante cumplir a tiempo con los pagos de un crédito asumido. Cuando aceptes un crédito, recuerda tener claras las condiciones de éste.

Un crédito es un compromiso serio en donde ambas partes se comprometen a cumplir con las cláusulas señaladas. Si no puedes pagarlo, siempre trata de optar por encontrar una solución amigable con tu prestamista.